Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de los escritos de mis colaboradores y de mis poemas, gracias por vuestra visita...

miércoles, 28 de junio de 2017

Mi Mundo De Papel (Acróstico)





Matemático en potencia
Incansable en su rama

Maestro en porciones
Uniendo con diversidad
Números enteros
Dividiendo decimales
Obteniendo fórmulas

Deduciendo de las
Extracciones de multiplicaciones

Potencias algebraicas
Analizadas ecuaciones
Partidas por dos
Exámenes llenos de problemas
Localizando los totales de las sumas.



NOTA: Chema es un chico estupendo al que aprecio, por su naturalidad y sinceridad a la hora de publicar y comentar. De seguro os gustará conocerle porque es muy cercano. Espero que os guste su espacio y a ti Chema gracias por ser y estar tu compañía siempre es muy reconfortante. Os dejo el enlace de su blog os invito a visitarlo. mimundodepapel







© 2017 Rosana Martí ®
(Todos los derechos reservados)




lunes, 26 de junio de 2017

Poemas Gertrudis Peñuela


Gertrudis Peñuela  (1904 - 2004)


Gertrudis Peñuela, más conocida por Laura Victoria, seudónimo que utilizó para publicar sus obras. Nació en Soáta-Colombia en el año 1904. Poeta, educadora, periodista. Su poesía es erótica llena de una sensualidad abrumadora, transciende la sentimentalidad en sus letras con matices de exquisitez que transpiran por su pluma. Fue miembro de la Academia Colombiana de la Lengua. En su época estuvo considerada una de las poetas más importantes de Latinoamérica como lo fueron; Delmira Agustini, Alfosina Storni, Rosario Sensores y Juana de Ibarbourou. En sus últimos trabajos sus letras respiran misticismo, debido a un viaje que realizó por Tierra Santa que la marcó en su vida personal y artística. Sus obras más destacadas son;  "Llamas azules", "Cráter sellado", "Viaje a Jerusalem" y "Cuando florece el llanto".
Muere en Ciudad de México en mayo del 2004. Donde llevaba residiendo desde el año 1939.




POEMAS



PLENITUD

Yo soy la plenitud, soy el estío.
Mi piel trigueña por el sol tostada,
tiene una leve amarillez de hastío
y un perfume de fruta sazonada.
Mi amor ondula como turbio río
por un valle de yerba calcinada,
y es mi beso perenne escalofrío
que aviva una celeste llamarada.
Amo el dolor porque el dolor es cumbre,
amo la vida que la vida es lumbre
si se perfila en páginas de fuego.
No me importan la vida ni el sarcasmo,
porque templo la fe de mi entusiasmo,
sobre la fragua del cupido ciego.



ÍNTIMA

Fue tan tibia la felpa de las sombras,
que sin querer callamos,
y nos bebimos como vino añejo
la frase que tembló sobre los labios.
A pesar de no amarnos, en silencio
se troncharon las manos,
sin saber si acunábamos un sueño
o era el sopor de algún amor lejano.
Y también, sin saber por qué  misterio,
nuestras bocas ajenas se juntaron,
y en las pupilas húmedas de ausencia
la tarde lila se quedó temblando.
Después, en la maraña del reproche,
nos perdimos hablando,
y en la roca del alma se hizo sangre
la fruta mentirosa de los labios...
Tal vez el viento de otras soledades
nos sorprenda llorando,
y entonces nacerá como eco roto
la frase que callamos...



OTRO RUMBO

Amé constante a los que no me amaron
y les di la verdad cuando mintieron.
Mientras unos temblando me besaron
rogó mi beso a los que no quisieron.
Siempre busqué los que jamás me hallaron.
Mi voz llamó los que jamás me oyeron.
Y los que resignados me esperaron
nunca en mi copa de placer bebieron.
Hoy una voz abscóndita reclama
mi voluptuoso corazón de llama,
que limpio ardió como la brasa al viento.
Allá me voy. Torciendo mi camino
avanzo al horizonte de platino,
desnuda hasta del propio pensamiento.



AMOR NO ES…

Ya ni versos escribo, sólo queda
este soñar de lágrimas teñido,
y una queja distante en el olvido
azul lejano de tu voz de seda.
Amor no es, es algo que remeda
la desmembranza del rosal caído,
donde ya ni las sombras hacen nido,
ni el viento en rondas de cristal enreda.
Algo que ayer fue lirio de mi fuente,
frescura de mi noche, y suavemente
luminar en mi senda florecida.
Algo que en mi agonía aún retengo,
porque es la única verdad que tengo
y no puedo arrancarla de mi vida.








miércoles, 21 de junio de 2017

Frases De Verano




  • Una golondrina no hace el Verano, ni tampoco un buen día, de igual manera un día o una breve temporada de felicidad no hace a una persona completamente feliz.


Aristóteles

  • Ya no llores, Verano! En aquel surco muere una rosa que renace mucho.


César Vallejo

  • Como los budistas, sé que la palabra no es el hecho. Si digo manzana no es la maravilla innombrable que enamora el Verano, si digo árbol apenas me acerco a lo que saben las aves, el caballo siempre fue y será lo que es sin saber que así lo nombro.

Facundo Cabral

  • Porque tú eres la espuma de ese río que nace en tus llanuras de Verano y muere en mis crepúsculos de frío.

Laura Victoria

  • Por veredas de sueño y habitaciones sordas  tus rendidos Veranos me acechan con sus cantos.

Julio Cortázar

  • La luna gira en el cielo, sobre las tierras sin agua mientras, el Verano siembra rumores de tigre y llama.

Federico García Lorca

  • Yo, que fundé todos mis deseos bajo especies de eternidad, veo alargarse al sol mi sombra en julio sobre el paseo de cristal y plata mientras en una bocanada ardiente la muerte ocupa un puesto bajo los parasoles.

Pere Gimferrer

  • ¡Qué tristeza de olor de jazmín! El Verano torna a encender las calles y a oscurecer las casas, y en las noches, regueros descendidos de estrellas pesan sobre los ojos cargados de nostalgia.


Juan Ramón Jiménez

  • Caminé hacia la tarde de Verano para quemar, tras el azul del monte, la mirra amarga de un amor lejano en el ancho flamígero horizonte.

Antonio Machado
 

  • Tanta dulzura alcánzame tu mano que pienso si las frutas te engendraron, si abejas con su miel te amamantaron y si eres nieto excelso del Verano.

Alfonsina Storni

  • Ya ha pasado un Verano sin tus ojos y el mar también habrá de acostumbrarse.

Joan Margarit

  • En las horas oscuras una imagen tenaz y hermosa me consuela, y me lleva al Verano ya una tarde  y yo aún me pregunto por qué vuelve, y qué es lo que perdí en aquella playa.

Vicente Gallego





domingo, 18 de junio de 2017

¿Por Qué Te Amo?





¿Por qué te amo?, - me pregunto
mientras camino, paseo mis letras
por el verde campo de frondosos
árboles que llaman mi canto
al unísono respondo con el corazón 
en la mano, te quiero porque te quiero,
no pretendo otra cosa que esto.
¿Por qué me amas? – le digo – 
Porque sale del alma como flor
que florece en un jardín de amapolas,
donde las caricias se dejan caer
con la esencia misma de las flores,
que con mil olores de su dulce
fragancia impregnan mi cuerpo
de la misma alegría que al oír “te amo”,
queda latente que no callo, porque es
cierto que te amo, pues mi amor 
por ti es para siempre.






© 2017 Rosana Martí ®
(Todos los derechos reservados)





Entradas populares